Trastorno por atracón: ¿qué es y cómo abordarlo?

El Trastorno por Atracón es un Trastorno de la Conducta Alimentaria bastante más frecuente que la Anorexia o la Bulimia, y que abarca un rango de edad mucho más amplio que estos dos. Afortunadamente, cada vez existe mayor conciencia, y por tanto, más posibilidades de ponerle solución. Casi diríamos que el confinamiento durante la pandemia dió un gran empujón a la población, dándose cuenta de que existía un fuerte vínculo entre la ansiedad o la gestión emocional con la relación con la comida.

No se si alguna vez os habéis sentido identificadxs con frases como “no tengo/tienes fondo”, “soy/eres de comer mucho”. Y en otros casos, recibir mensajes más dañiños de otros o de unx mismx como “eres unx glotonx”, “comes como una vaca”, “no tienes fuerza de voluntad”, “normal que estés así, y un largo etcétera.

Pero como bien aparece escrito en el primer párrafo, se trata de un trastorno con su explicación, causas, factores de riesgo y prevención. Entender este punto es importante para poder desculpabilizar desde un inicio, comprendiendo que no se puede abordar algo así sin información ni herramientas.

¿Qué es el Trastorno por Atracón?

En el Trastorno por Atracón, la persona que lo padece ingiere alimentos de manera descontrolada y en cantidades muy superiores a lo normal. Además, suele venir acompañado de un gran malestar emocional (frustración, culpa, vergüenza).

En personas que han realizado muchas dietas y con mucha restricción, la ansiedad por “los alimentos prohibidos” incrementa. Cuando esta dieta fracasa y la ingesta tiene lugar, la frustración es mucho mayor.

Pero la razón principal por la cual es recurrente este tipo de conducta radica en paliar un malestar interno, que se puede manifestar a través de aburrimiento, tristeza, soledad, enfado…Cuando no podemos gestionar la emoción, el cuerpo actúa, y como solemos decir, la comida es una herramienta de calma muy potente e inmediata.

A diferencia de la Bulimia o la Anorexia, el Trastorno por Atracón no suele venir acompañado por conductas purgativas. Sin embargo, si presenta insatisfacción con la imagen corporal y autocrítcas sobre la imagen y el peso.

¿Cómo se puede tratar el Trastorno por Atracón?

A parte de un seguimiento nutricional y médico, es preciso un apoyo psicológico para determinar los factores de riesgo y los detonantes emocionales que provocan los atracones.

La mera comprensión del problema ofrece luz y esperanza para aquellos que lo padecen. El acompañamiento en el proceso, a la par que el aprendizaje de herramientas para sobrellevarlo, conducirá a la reducción de los atracones, la implementación de hábitos nutricionales a largo plazo, así como la introyección de mecanismos de afrontamiento adaptativos y una mejora en la gestión emocional.

Para más información, contacta con nuestro equipo para el servicio de Psiconutrición, estaremos encantadas de ayudarte.



PATRICIA EXPÓSITO

Psicóloga General Sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *